Categorías
Acerca de los movimientos

Cómo Dios esta barriendo el sur de Asia – Parte 1

Cómo Dios esta barriendo el sur de Asia – Parte 1

– Por La Familia Walker –

Nuestro equipo está formado por una pareja casada, un expatriado y dos compañeros de trabajo nacionales, Sanjay y John (el hermano menor de Sanjay). Todos somos colaboradores. No hay ningún sentido de “nosotros” o “ellos”. Todos somos simplemente discípulos de Jesús, personas que intentan escucharlo y hacer lo que Él dice. Siempre que uno de nosotros siente la necesidad de un cambio o un nuevo enfoque en el trabajo, lo presentamos al resto del equipo con la mayor humildad posible y luego buscamos al Señor para que nos confirme en su Palabra. 

Los expatriados no llegamos al campo con esta perspectiva. Pasamos muchos años en el campo haciendo girar nuestras ruedas. Estábamos ocupados pero infructuosos. En 2011, asistimos a entrenamientos para hacer discípulos patrocinados por nuestra agencia. Los entrenamientos cambiaron nuestras vidas. Durante dos semanas, estudiamos la Palabra de Dios. No leímos libros sobre misiones, ni estudiamos patrones modernos en misiones. Simplemente abrimos nuestras biblias y buscamos respuestas a preguntas como: “¿Tenia Jesús una estrategia para alcanzar a las personas perdidas?”

Dios uso los entrenamientos para cambiar nuestros paradigmas. Lo más importante es que nos enfrentamos a esta pregunta: “¿Qué pasa si, en lugar de centrarnos en lo que podemos hacer (ingeniera, enseñanza, administración, comunicación), nos centramos en lo que hay que hacer?” En todos los años que habíamos estado en el campo, nos habíamos concentrado en usar nuestras habilidades. Y si la pregunta nunca hubiera sido sobre nuestras habilidades, sino más bien, “¿Qué hay que hacer para salvar a los perdidos?” La respuesta a esa pregunta necesariamente incluiría habilidades que no tenemos (como entablar amistad con extraños, orar con incrédulos y seguir las instrucciones dadas en Lucas 10). Qué alivio darse cuenta de que obedecer el mandato de Jesús de hacer discípulos (Mateo 28:19) no gira en torno a nuestros métodos, tipos de personalidad o niveles de inteligencia. Jesús no invito a sus primeros discípulos a seguirlo porque fueran los mejores o los más inteligentes. Eran pescadores sin educación, viles recaudadores de impuestos, oprimidos y desvalidos. Pero obedecieron a Jesús.

Estábamos tan emocionados. Por primera vez en nuestras vidas en el campo, comenzamos a enfocarnos en el deseo de Dios de que nadie pereciera por enfocarnos en nuestras habilidades. Comenzamos a probar  cosas nuevas, que incluyen:

  1. Obediencia personal  (buscar personas que abran sus hogares al evangelio),
  2. Aumento de la oración ( ya no es solo una actividad de tu devocional personal diario; la oración se convirtió en parte de la descripción de nuestro trabajo), 
  3. Dar visión a los creyentes existentes para que se asocien en este esfuerzo,
  4.  Capacitar a cristianos interesados, y 
  5. Recibir asesoramiento de los que nos precedieron.

Unos meses después de recibir el entrenamiento, nos encontramos con un conocido llamado Sanjay, un hombre al que no habíamos visto en varios años. Lo que sigue es la perspectiva de Sanjay de esa reunión. 

———————————

Nací en una familia Cristiana. Seguimos las tradiciones cristianas. Cuando tuve la edad suficiente, recibí cuatro años de capacitación bíblica y luego me convertí en maestro bíblico. Con el tiempo, comencé 17 iglesias diferentes en áreas rurales en una gran área geográfica de mi país. 

En diciembre de 2011, conocí al hermano Walker en el camino en Delhi. Me preguntó si me gustaría ir a su casa para capacitarme en la plantación de iglesias. En ese momento de mi vida, era un hombre muy orgulloso. Tenía un gran ministerio. Había comenzado una escuela y un centro de capacitación bíblica. Pensé: “¿Qué me puede enseñar este tipo?” Decidí no ir.

Sin embargo, un mes después lo llame para desearle un Feliz Año Nuevo. Cuando lo llame, me dijo: “Hable contigo antes acerca de un entrenamiento de plantación de iglesias. ¿Por qué no vienes?

Esta vez, cedí. Dije que iría y llevaría algunos amigos.

Cuando llegamos, nos dio agua para beber y nos agradeció haber venido. Luego nos dio papel y bolígrafos y dijo: “Hoy vamos a estudiar las escrituras. Voy a hacer  chai  para todos. Mientras hago eso, todos ustedes, por favor, copien Mateo 28:16-20 de sus biblias en su hoja de papel. Junto al pasaje, escriban como van a aplicar esto  a sus vidas”.

Pensé: “¿qué tipo de entrenamiento es este? ¡Todo lo que hizo fue darme una hoja de papel y un bolígrafo! Yo ya tenía una formación universitaria bíblica. Había completado 12 años de un ministerio muy exitoso. Pero, en 10 minutos, era un hombre diferente. 

Leí en Mateo 28 que Jesús dijo que debemos ir y hacer discípulos. Escribí eso en mi hoja. Más tarde, después de compartir lo que estaba en mi papel, el hermano me preguntó: Sanjay, tienes un ministerio muy grande, pero ¿tienes discípulos?

Pensé: No tengo ni uno. En 10 años, no he hecho nada por Jesús.  Él dijo que hiciera discípulos, pero hasta el día de hoy, no tengo ninguno.

Al mes siguiente, volví a visitar a Los Walker. Nos sentamos juntos y estudiamos la palabra de Dios. Decidí que a partir de ese momento dejaría atrás todas las demás cosas. Regrese a casa con un deseo: no hacer nada más que hacer discípulos. Renuncie a la escuela que había comenzado,  a mi puesto en el ministerio internacional que pagaba un buen salario y a mi trabajo como presidente del Centro de Capacitación Bíblica. Deje todo. Desde ese momento, me he centrado en obedecer el mandato de Jesús y nada más. Y Dios ha provisto fielmente para todas nuestras necesidades. 

—————-

Comenzamos a reunirnos aproximadamente una vez al mes con Sanjay y 15 amigos a los que el invito de varios distritos de su estado. La mayoría eran creyentes de origen cristiano, mientras que otros eran creyentes de origen hindú. Aquellos que aplicaron los principios de CPM empezaron a ver frutos rápidamente. Sajay fue el entrenador en jefe y animador de este grupo. 

  • Para Diciembre 2012, había 55 Grupos de descubrimiento bíblico, todos formados por personas perdidas.
  • Para Diciembre 2013 había 250 grupos (Iglesias y grupos de descubrimiento).
  • Para Diciembre 2014 había  700 iglesias y aproximadamente 2,500  bautizados.
  • Para Diciembre 2015 había  2,000 iglesias y aproximadamente 9,000 bautizados
  • Para Diciembre 2016 había  6,500 iglesias y aproximadamente 25,000 bautizados.
  • Para Diciembre 2017, había 21,000 iglesias  y se volvió impráctico tratar de contar los bautismos.
  • Para Diciembre 2018,  había 30,000 iglesias.

En la parte 2, compartiremos algunas de las muchas lecciones que aprendimos durante este proceso, los roles de varias personas involucradas y los factores clave en el progreso.

La Familia Walker comenzó el trabajo intercultural en 2001. En 2006, se unieron a Beyond (www.beyond.org) y en 2011 comenzaron a aplicar los principios de CPM. A ellos se les unió Phoebe en 2013. Phoebe y Los Walker se mudaron de país en 2016 y han estado apoyando los movimientos desde la distancia.

Esto es ampliado del artículo que apareció en la edición de enero-febrero de 2018 de Mission Frontiers e incluye material extraído del libro Dear Mom and Dad: An Adventure in Obedience, de R. Rekedal Smith.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *