Categorías
Acerca de los movimientos

24:14 La Guerra que finalmente termina

24:14 La Guerra que finalmente termina

– Por Stan Parks y Steve Smith – 

Una nueva guerra  se ha librado silenciosamente durante los últimos 30 años o más. Al principio, comenzó como una insurgencia silenciosa de unos pocos “luchadores por la libertad” que no querían ver a miles de millones de personas vivir y morir sin acceso al evangelio. Los radicales, al no aceptar que tantos vivían esclavizados por las “reglas de este mundo”, dieron su vida por  ver a Jesús liberar a los prisioneros.

 

Este no es un regreso a las horribles Cruzadas de batallas terrenales libradas falsamente en el nombre de Jesús. Este reino es invisible, como declaró Jesús:

 

“Mi reino no es de este mundo. Si mi reino fuera de este mundo, mis servidores pelearían para que yo no fuera entregado a los judíos. Ahora, pues, mi reino no es de aquí ”. (Juan 18:36, RVA-2015)

 

Esta es una batalla por las almas de las personas. Estos soldados han optado por creer que los discípulos, iglesias, líderes y movimientos pueden multiplicarse como movimientos del Espíritu, tal como lo hicieron en la iglesia primitiva. Han optado por creer que los mandamientos de Cristo todavía tienen la misma autoridad y empoderamiento del Espíritu que hace 2000 años.

 

Los movimientos de plantación de iglesias (CPM) se están extendiendo nuevamente hoy, tal como lo hicieron en el libro de los Hechos y en varios momentos de la historia. No son un fenómeno nuevo sino antiguo. Son un regreso al discipulado bíblico básico que todos los discípulos de Jesús pueden emular como 1) seguidores de Jesús y 2) pescadores de personas (Marcos 1:17). En todos los continentes, donde alguna vez se dijo: “Aquí no se puede producir un CPM”, los movimientos se están extendiendo.

 

Los principios bíblicos se están aplicando en modelos prácticos y reproducibles en una variedad de contextos culturales. Los siervos de Dios están ganando a los perdidos, haciendo discípulos, formando iglesias saludables y desarrollando líderes piadosos, de manera que pueden multiplicarse generación tras generación y comenzar a transformar radicalmente sus comunidades.

 

Estos movimientos son la única forma que hemos encontrado históricamente para que el reino de Dios crezca más rápido que la población. Sin ellos, incluso los buenos esfuerzos ministeriales pierden terreno.

 

La marea de este renovado esfuerzo avanza con una fuerza imparable. Esta insurgencia no es una moda pasajera. Con más de 20 años de reproducción de iglesias, el número de CPM se ha multiplicado de un puñado en la década de 1990 a más de 1360 en mayo de 2020, y cada mes se reportan más. El avance de cada movimiento se ha ganado con gran resistencia y sacrificio.

 

Esta misión, de llevar el evangelio del reino a cada pueblo y lugar no alcanzado, viene con verdaderas víctimas de persecución. Esta es una lucha hasta el final para que el nombre de Jesús prevalezca en todos los lugares, para que sea adorado por todos los pueblos. Esta misión cuesta todo, ¡y merece la pena! Él lo vale.

 

Después de casi tres décadas de resurgimiento de movimientos en los tiempos modernos, ha surgido una coalición global, no por una lluvia de ideas en la sala de juntas, sino por líderes dentro y junto a los movimientos que se unen para cumplir con un objetivo general:

 

Y esta buena noticia del reinado del Rey será anunciada en todo el mundo como testimonio a todos los pueblos, y entonces llegará el fin. (Mateo 24:14, traducción del autor)

 

Mientras Dios atrae a multitudes de nuevos creyentes de cada lengua, tribu, pueblo y nación a Su reino, anhelamos: “¡Ven, Señor Jesús!” (Ap. 22:20). Clamamos:

 

¡Venga tu reino! (movimientos)

 

¡No queda lugar! (alcanzando completamente a todos)

 

¡Terminando lo que otros han comenzado! (honrando a los que nos precedieron)

 

A través de la oración, nosotros, como coalición, sentimos que Dios nos dio una fecha límite para aumentar la urgencia: Nuestro objetivo es involucrar a todas las personas y lugares no alcanzados con una estrategia efectiva del movimiento del reino (CPM) para el 31 de diciembre de 2025.

 

Hemos subordinado las marcas organizacionales y denominacionales a una mayor colaboración del reino para lograr esta misión. Llamamos a nuestro ejército voluntario de membrecía abierta por el versículo que nos inspira: 24:14.

 

No somos una iniciativa centrada en Occidente. Estamos compuestos por movimientos de iglesias en casas del sur de Asia, movimientos de trasfondo musulmán de la ventana 10/40, agencias de envío de misiones, redes de plantación de iglesias en regiones posmodernas, iglesias establecidas y muchos más.

 

Somos una comunidad colaboradora para aquellos que catalizan, multiplican y apoyan los movimientos de plantación de iglesias para involucrar urgentemente a todas las personas y lugares no alcanzados a nivel mundial.

 

Nos inspira un llamado a tener una mentalidad de guerra, este artículo: https://www.dropbox.com/s/7wft8hnsjpxmt6u/12%20-%20Dubois%20-%20Encontrando%20a%20Mi%20Tribu.pdf?dl=0) para sacrificarnos junto a hermanos y hermanas, para ver el evangelio proclamado en todo el mundo como un testimonio para todos los pueblos.

 

¿Es esta revolución diferente a cientos de otros planes que han surgido a lo largo de los siglos? Creemos que lo es, este artículo: https://www.dropbox.com/s/g4x9bhbudnjey2l/9%20-%20O%27Brien%20-%20Por%20qu%C3%A9%20es%202414%20Diferente.pdf?dl=0)

 

Somos una comunidad de relaciones que surgió de las bases de los propios movimientos, cautivados por la misma visión y dispuestos a trabajar juntos para que esto suceda. Esta visión 24:14 bien podría ser la culminación de estos esfuerzos históricos y actuales al ayudar a los compromisos a alcanzar sus objetivos por completo.

Habrá una generación final. Se caracterizará por la expansión global del reino y avanzará frente a la oposición global. Nuestra generación se siente extrañamente como la que Jesús describió en Mateo 24.

Podemos ver el fin de una Guerra spiritual de 2000 años. La derrota del enemigo está a la vista. “No queda un lugar que no se haya nombrado a Jesús” esta en el horizonte (Romanos 15:23). Dios nos está pidiendo que paguemos el precio y nos sacrifiquemos profundamente para ser la generación que cumpla con Mateo 24:14 ¿Estas con nosotros?

Editado y condensado de un artículo publicado originalmente en la edición de enero-febrero de 2018 de Mission Frontiers, www.missionfrontiers.org paginas 7-12, ampliado y publicado en las páginas 174-181 del libro 24-14 –A Tetsimony to All Peoples, disponible  en 24:14 o Amazon.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *