Categorías
Casos prácticos

Los Movimientos están Respondiendo al COVID-19 – Parte 1

Los Movimientos están Respondiendo al COVID-19 – Parte 1

– Compilado por – Dave Coles –

El mundo entero ha sido impactado por la pandemia del COVID-19. Diferentes naciones, áreas y grupos han sido golpeados de diferentes maneras. Un solo virus ha traído consigo una amplia gama de resultados y respuestas. Mientras el temor y la autoprotección dominan muchos corazones alrededor del mundo, los hijos de Dios en los Movimientos de Plantación de Iglesias están respondiendo al buscar formas de manifestar el Reino de Dios en esta desafiante situación. “Estamos todos en la misma tormenta, pero no todos estamos en el mismo barco”.

“Estamos todos en la misma tormenta, pero no todos estamos en el mismo barco”.

A continuación, líderes de movimientos de diferentes partes del mundo han compartido algunas de sus respuestas entre el pueblo de Dios en sus respectivas ubicaciones.

Un líder en África dice: “La gente está pensando en el prójimo intencionalmente, tanto en sus necesidades espirituales como físicas. Un líder del Sur de Asia comparte: “Estamos alimentando a tantos como es posible, porque Jesús alimentó a los necesitados; después les decimos que Jesús también proporcionó alimento espiritual y les preguntamos si quieren alimento espiritual. Nunca he visto a tanta gente llegando a la fe como en este confinamiento”. Otro líder describe el sacrificio de algunos para bendecir a otros: “en el momento tenemos 30 personas dando comida sacrificando una comida al día”.

Este acercamiento de bendición generosa en el nombre del Señor está produciendo frutos del Evangelio en muchos lugares.

Este acercamiento de bendición generosa en el nombre del Señor está produciendo frutos del Evangelio en muchos lugares. Otro líder en Asia, dijo: “Hemos comenzado 35 nuevas iglesias en casas desde que el confinamiento comenzó y hemos alimentado a 3,000 personas. Muchos de ellos conocieron a Cristo y planeamos darles seguimiento después del confinamiento aún cuando se dispersen y se muden a otras provincias. Estamos animando a los creyentes a bendecir a sus vecinos, a orar por ellos y a visitar en grupos pequeños. Cada iglesia en casa ha tomado la iniciativa de bendecir a sus vecinos. Casi todos los días, los creyentes están saliendo y hasta ahora han compartido con 4,000 personas y 634 han creído”. De nuevo, desde el Sur de Asia: “Nuestros compañeros nacionales han hecho un gran trabajo identificando oportunidades para satisfacer necesidades y repartir comida. Ellos han tomado también cada oportunidad para compartir el evangelio y han visto numerosas salvaciones a lo largo del campo de trabajo. ¡Han tenido algunos bautismos a pesar del confinamiento!. La distribución de alimentos está abriendo una oportunidad natural para compartir el evangelio y hacer seguimiento. Nuestros líderes han sido extremadamente cuidadosos y conscientes de restricciones locales en cuanto al distanciamiento social y en muchos casos han recibido pases especiales por parte de los oficiales para entregar comida”. Otro líder asiatico reporta: “Muchos de nuestros líderes han estado sirviendo al hacer comida para sus vecinos, sin que nosotros les digamos que lo hagan; ellos estaban dispuestos a compartir y vieron la necesidad”, agega: “Necesitamos enfocarnos en discipular a la gente; es muy fácil recibir respuestas positivas en este momento, pero necesitamos alimentarlos con la Palabra de Dios”. Los líderes de movimientos están buscando la sabiduría de Dios para tener oportunidades no tan sólo para la crisis actual sino para después de ello también. Un líder africano dice: “Estamos aprendiendo a ser creativos en cuanto a avanzar en responder a la crisis utilizando todas las oportunidades para alcanzar a aquellos en nuestra área. Estamos orando porque estemos bien preparados para la cosecha cuando la crisis termine”. Otro agrega: “Grandes retos producen grandes milagros. Estamos planeando lo que Dios quiere que hagamos cuando la crisis termine. Hay una enorme oportunidad”. En muchos lugares, la gente está volviéndose a Dios en formas frescas: “La gente está desesperada por escuchar a Dios. la gente reconoce la urgencia al ver el número de muertes globalmente. Hay muchas iniciativas de oración”. 

Dios está también usando la crisis para conectar movimientos con las personas de formas nuevas. Un líder reporta: “En el pasado, a las iglesias con templos no les gustaban los MMI (Movimientos de Formación de Discípulos). Ahora estas iglesias están siendo forzadas a imitar el modelo de iglesia en casas y nos están pidiendo ayuda. Estamos saliendo de casa todos los días para ayudar a esos líderes a mantenerse conectados con su gente. Estamos entrenandolos para que aprendan a hacer iglesias en casas”. Otro comparte: “Se nos ha dado mayor acceso a medios de comunicación por parte del gobierno. En la mayoría de los lugares no tenemos internet, pero podemos hacer teleconferencias con 7 personas. No conectamos con ellos cada dos semanas, y ellos se conectan entre sí cada semana. Tenemos un estudio Bíblico que se puede compartir por teléfono”.

Estas son algunas de las formas en que los movimientos están respondiendo al COVID-19. Alabamos a Dios por las maneras en que está obrando a través de Su pueblo para mostrar Su gloria en medio de esta pandemia. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *