Categorías
Acerca de los movimientos

Cambio de Mentalidad en los Movimientos-Parte 2

Cambio de Mentalidad en los Movimientos-Parte 2

– Por Elizabeth Lawrence y Stan Parks –

En la parte 1 compartimos algunas maneras en las que la gran obra de Dios en los MPI nos llama a ajustar nuestra manera de pensar. A continuación presentamos formas adicionales en las cuales vemos que los MPI nos llaman a ajustar nuestra forma de pensar.

De: Estamos buscando socios en nuestro ministerio.

A: Buscamos hermanos y hermanas para servir juntos a Dios.

En ocasiones los misioneros aprenden a buscar “socios nacionales”. Sin cuestionar las motivaciones de nadie, algunos creyentes locales encuentran estas frases dudosas. Algunos de los significados (a menudo subconscientes) podrían incluir:

  • “Sociedad” con alguien de afuera significa hacer lo que ellos quieren que hagas.
  • En una sociedad la persona o personas con más dinero controla la sociedad.
  • Este es un tipo de transacción de “trabajo” más que una relación personal genuina.
  • El uso de la palabra “nacional” puede parecer condescendiente (una palabra más amable para “nativo”- ¿por qué a los Americanos no se les llama también “nacionales”).

En la peligrosa y difícil tarea de comenzar movimientos entre los perdidos, los catalizadores internos están buscando lazos familiares profundos de amor mutuo. No desean socios de trabajo, sino una familia en los movimientos para llevar las cargas unos con otros y sacrificarse de cualquier forma posible por sus hermanos y hermanas.

De: Enfocarse en ganar individuos.

A: Enfocarse en los grupos — para llevar el evangelio a familias existentes, grupos y comunidades.

90% de las salvaciones descritas en el libro de los Hechos, registran grupos grandes y pequeños. Solamente 10% son individuos que experimentaron la salvación por sí solos. También vemos a Jesús enfocando en enviar a sus discípulos a buscar hogares, y vemos frecuentemente a Jesús acercándose a las casas. Nótese el ejemplo de Zaqueo y su casa entera experimentando la salvación (Lucas 19:9-10), y la mujer Samaritana llegando a la fe junto con muchas personas de su pueblo (Juan 4:39-42).

Alcanzar a grupos tiene muchas ventajas aún mayores que alcanzar y congregar individuos. Por ejemplo:

  • En vez de transferir la “cultura Cristiana” a un solo creyente nuevo, la cultura local comienza a ser redimida por el grupo.
  • La persecución no está aislada y enfocada en el individuo sino que es normalizada a lo largo del grupo. Pueden apoyarse unos a otros en la persecución. 
  • El gozo es compartido como familia a medida que la comunidad descubre junta a Cristo.
  • Los no creyentes tienen un ejemplo visible de: “esta es la forma en que se ve un grupo de gente como yo al seguir a Cristo”.

De: Transferir mi iglesia o la doctrina del grupo, prácticas tradicionales, o la cultura.

A: Ayudar a los creyentes dentro de una cultura a descubrir por sí mismos lo que la Biblia dice acerca de temas vitales; permitiéndoles escuchar al Espíritu de Dios y seguir Su dirección en cuanto a cómo aplicar verdades Bíblicas en su contexto cultural.

Podemos también confundir fácilmente nuestras propias preferencias y tradiciones con mandamientos Bíblicos. En una situación intercultural necesitamos especialmente evitar dar nuestro bagaje cultural a los nuevos creyentes. En su lugar, confiamos en que, ya que Jesús dijo: “Serán enseñados por Dios” (Juan 6:45, NVI), y que el Espíritu Santo guiará a los creyentes a “toda verdad” (Juan 16:13), podemos confiar que el proceso está en manos de Dios. Esto no significa que no guiemos y entrenemos a los nuevos creyentes. Significa que debemos ayudarles a ver las Escrituras como su autoridad y no a nosotros.

De: Discipulado de Starbucks: “Veámonos una vez a la semana”.

A: Discipulado de estilo de vida: Mi vida está entrelazada con la de estas personas.

Un catalizador de movimientos dijo que su entrenador le ofreció hablar con él cuando lo necesitara… así que terminó llamándole desde otra ciudad tres o cuatro veces al día, todos los días. Necesitamos este tipo de compromiso para ayudar a aquellos que se apasionan y están desesperados por alcanzar a los perdidos.

De: Dar una clase – transferir conocimientos.

A: Discipular – seguir a Jesús y obedecer Su Palabra.

Jesús dijo: “Si me aman, obedecerán mis mandamientos” (Juan 15:14) y “Si me obedecen, permanecerán en mi amor” (Juan 15:10, traducción del autor). A menudo nuestra iglesia enfatiza más sobre el conocimiento que sobre la obediencia. Las personas con el mayor conocimiento, son consideradas las más calificadas para ser líderes.

Los movimientos de plantación de iglesias enfatizan el hecho de enseñarle a la gente a obedecer todo lo que Jesús mandó (Mateo 28:20). El conocimiento es importante pero los cimientos primordiales deben ser amar y obedecer a Dios.

De: Dividir lo sagrado de lo secular; evangelización versus acción social.

A: Palabras y hechos conjuntamente. Suplir necesidades abre puertas y expresa los frutos del Evangelio.

Dividir lo sagrado de lo secular no es parte de una cosmovisión bíblica. Aquellos que trabajan en los MPI no debaten si se deben suplir las necesidades físicas o compartir el Evangelio. Ya que amamos a Jesús, por supuesto, suplimos las necesidades físicas (tal y como lo hizo él) y a medida que lo hacemos, también compartimos Su verdad verbalmente (así como él lo hizo). En estos movimientos, observamos la expresión natural de suplir las necesidades guiando a la gente a estar abiertos a las palabras o a hacer preguntas que dirigen a la verdad.

De: Construcciones especiales para actividades espirituales.

A: Congregaciones pequeñas de creyentes en todo tipo de lugares.

Los templos y los líderes de la iglesia con goce de sueldo dificultan el crecimiento de un movimiento. La diseminación rápida del Evangelio sucede a través de esfuerzos de los no profesionales. Aún alcanzar el número de gente perdida en los Estados Unidos llega a ser prohibitivamente costoso si queremos intentar alcanzarlos solamente a través de templos y personal pagado. ¡Cuánto más en otras partes del mundo que cuentan con menos recursos financieros y un porcentaje más alto de gente aún no alcanzada!

De: No evangelices hasta que hayas dado entrenamiento.

A: Comparte lo que sabes o has experimentado. Es normal y natural compartir acerca de Jesús.

¿Cuán a menudo se les pide a los creyentes nuevos  que se sienten a escuchar durante los primeros años después de llegar a la fe? Frecuentemente pasan muchos años antes de que sean considerados como personas calificadas para liderar en cualquier área. Hemos observado que las mejores personas que pueden guiar a una familia o comunidad hacia la fe que salva son personas de adentro en esa comunidad.

Y el mejor momento para ello es cuando han recientemente llegado a la fe, antes de que creen separación entre ellos y esa comunidad.

La multiplicación involucra a todos y el ministerio sucede en todas partes. Un miembro de la comunidad sin experiencia, es más efectivo que una persona madura de afuera que esté altamente capacitada.

De: Ganar a tantos como sea posible.

A: Enfocarse en pocos (o en uno) para ganar a muchos.

En Lucas 10 Jesús dijo que buscaras una casa en la cual te recibirían. Si una persona de paz está ahí, te recibirá. En ese punto, no te muevas de casa en casa. A menudo vemos este patrón repetirse en el Nuevo Testamento. Ya sea Cornelio, Zaqueo, Lidia o el carcelero Filipense, esta persona se convierte entonces en el catalizador clave para su familia y un sector más amplio de la comunidad. Una familia grande de movimientos en un medio ambiente complejo, en realidad se enfoca en el líder de la tribu o en el líder de la red, en vez de líderes individuales de hogares.

Para hacer discípulos de todas las naciones, no tan sólo necesitamos buenas ideas. No tan sólo necesitamos prácticas fructíferas. Necesitamos un cambio de paradigma. Los cambios de mentalidad aquí presentados reflejan varias facetas de ese cambio. Entre más luchemos en aplicar tales cambios, más frutos veremos. Pero únicamente cuando compremos el paquete completo – cambiar el ADN de la iglesia tradicional por el ADN de MPI – podemos esperar ser usados por Dios en catalizar la reproducción rápida de movimientos generacionales que excedan por mucho nuestros propios recursos.

 

 

Elizabeth Lawrence tiene más de 25 años de experiencia en el ministerio intercultural. Su experiencia incluye entrenamiento, envío de obreros, y entrenamiento a equipos de MPI de los no alcanzados, mientras vivía entre los refugiados de una etnia no alcanzada y mientras lideraba un intento de BMA en un contexto Musulman. Le apasiona la multiplicación de discípulos.

Adaptado de un artículo de la publicación de Mayo-Junio 2019 de Mission Frontiers, www.missionfrontiers.org, y publicado en las páginas 55-64 del libro 24:14 – A Testimony to All Peoples, disponible en 24:14 o en Amazon.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *